!A ESCRIBIR YA!

5 TIPS VS EL MONITOR EN BLANCO

Antes se le llamaba el "terror ante la página en blanco", hoy es ante el monitor huérfano de texto. Y lo enfrentan, desde avezados escritores, hasta quienes hacen sus pininos en la escritura creativa. Para unos y otros -incluidas escritoras en ciernes- aquí están LOS CINCO TIPS cuya efectividad ha comprobado URIEL Editorial, en las lides periodísticas y en la investigación académica; tareas sencillas y, eso sí, muy "macheteras" de excelentes y gratificantes resultados para escritores y escritoras.

UNO: No salgas nunca de tu casa sin tu libreta de notas. No importa que vayas de paseo, vacaciones o de shopping, simplemente a dejar a tus hijos a la escuela o tomar el café con las amigas. Las pláticas incidentales, un letrero en la carretera, un grafitti en el muro del barrio, el comentario del mesero, el saludo de tu marchanta en el mercado, son fuentes inagotables de datos y anécdotas. La vida transcurre ante los ojos de todos, pero sólo el escritor está entrenado para captarla...y anotarla en su inseperable libreta. Ergo: la memoria no es herramienta de trabajo. Ojo: prohibido confiarse en el teléfono celular.

DOS: De igual forma las ideas no tienen horario. Las Musas no checan tarjeta de entrada ni de salida laboral, ni te están esperando a que te sientes a escribir. La mejor idea es muchas veces la más volátil y efímera. Armada/o con tu libreta y tu pluma -igual de infaltable entre tus chunches diarios-, anotas ipso facto esa frase, esa expresión, ese giro idiomático y coloquial que es el inicio de tu cuento, el título de tu próxima novela, el verso escurridizo que le hace falta a tu poema inconcluso. La escritora/or aporta ideas propias y las trabaja estilísticamente, pero fundamentalmente es testigo y encarna el espíritu de su época y entorno.

TRES: El cerebro es también músculo. No basta con que seas lectora/or anárquico y apasionado. Acumula nuevas habilidades, desde video-juegos o tocar un instrumento musical y nuevas apps y recursos digitales, hasta juegos infantiles y apréndete esos poemas que has querido memorizar desde la adolescencia. Obligado: estudia nuevos idiomas y arma rompecabezas. A la imaginación también se le entrena ejercitando ambos hemisferios del cerebro.

CUATRO: Una sugerencia clásica de consagrados: a escribir se aprende escribiendo. Actualízate con cuanto taller, curso o seminario de redacción se te atraviese. O busca dar clases de Redacción o Lenguaje escrito en una escuela técnica o no relacionada con Literatura o Periodismo. La vieja receta del sujeto, verbo y complemento tienen infinitas posibilidades de combinaciones, sólo delimitadas o enmarcadas por tu estilo.

CINCO: Te preguntarás: ¿Qué chin... Es el estilo? Más allá de definiciones y conceptos, el estilo en escritura creativa es tu voz interior. Esa voz que no sólo es tu conciencia, sino el vocero de tu intuición. A la voz interior también hay que cultivarla como una plantita en maceta: riegala a diario con técnicas de respiración yoga; medita, lee filosofía, biografías de grandes mujeres y hombres. La voz interior es el diålogo con tu Yo Superior.

Próxima entrega: Los otros 5 tips para completar tu Decálogo del Escritor/ra Contemporáneo...

Gracias por tus comentarios

Benjamín Nava Boyás